Abrasivos elásticos

Operación
Material
Máquina
Áreas de aplicación
Grupo de productos
Abrasivos elásticos
Forma de confección
Diámetro/mm
Ancho/mm
Largo/mm
Diámetro del vástago/mm
Indice de finura
unión

Mecanizado de precisión de superficies con abrasivos elásticos

Los abrasivos elásticos se utilizan en el ámbito particular y profesional, ya que confieren una estética perfecta a productos fabricados de manera artesanal e industrial con los materiales más diversos, desde vidrio y cuero hasta madera y metal. También prestan excelentes servicios en el hogar, donde permiten eliminar manchas de cal de un fregadero de acero inoxidable o recuperar el aspecto original del calzado de ante favorito.

Abrasivos elásticos para el lijado manual y a máquina

Los productos abrasivos son blandos y adaptables pero mantienen su forma. Representan una buena elección para el acabado de piezas con formas irregulares. Además, son apropiados para trabajos de limpieza ligeros. Klingspor produce estos productos abrasivos para el lijado manual y para el uso en máquinas. En el ámbito de las máquinas portátiles, las piedras de esmerilado y pulido se utilizan, entre otros, en taladradoras y amoladoras rectas. En las máquinas estacionarias, se emplean sobre todo vigas elevadoras con piedras de jaspeado. Además, el surtido Klingspor comprende la rueda R-Flex para el banco de amolar y el clásico bloque manual.

Mecanizar madera, metal y otros materiales con productos abrasivos Klingspor

Debido a las múltiples variantes, los abrasivos elásticos se utilizan para el mecanizado de numerosos materiales. Permiten al usuario conferir un acabado perfecto a piezas de madera, plástico y metales, tales como acero inoxidable, aluminio, acero y metales no férricos. Con algunos productos de Klingspor se pueden mecanizar materiales minerales, como vidrio y piedra, o cuero; otros son ideales para lijar piezas tratadas con pinturas o lacas. Por este motivo, los abrasivos elásticos de Klingspor son interesantes para profesionales de muchos sectores y se encuentran tanto en pequeños talleres como en grandes empresas industriales.

Repasar cuero con el bloque manual elástico

Los abrasivos elásticos confieren una estética homogénea al cuero. Posteriormente, la cara superior se puede amolar para producir cuero liso o dejar que adquiera un ligero velo para convertirlo en nobuk. El cuero crudo o ante se consigue amolando la cara posterior. Para el acabado de cuero se utiliza, por ejemplo, el bloque manual SFK 655. También es apropiado para la reparación de calzado de ante, prendas de cuero y otros productos de piel. Por este motivo, los bloques manuales SFK 655 de Klingspor también son atractivos para particulares.

Los tipos de aglutinante en abrasivos elásticos: duro, medio y blando

Klingspor ofrece abrasivos elásticos con los tipos de aglutinante duro, medio y blando. Estos comprenden, por ejemplo, Klingspor RFS 651, una piedra de esmerilado y pulido R-Flex que presta al metal una superficie mate a brillante. Con esta piedra que, por su resistencia al agua y a la mayoría de los lubricantes refrigerantes, es apropiada para el lijado en seco y en mojado, se pueden equipar

  • una taladradora,
  • una amoladora recta o
  • un eje flexible.

Para los distintos ámbitos de aplicación, los abrasivos elásticos están disponibles con granulometrías gruesas, medias y finas.

El grano abrasivo y el aglutinante: fabricación sintética en Klingspor

Los abrasivos elásticos de Klingspor suelen estar hechos de carburo de silicio, un material muy duro, pero no especialmente tenaz. Su sensibilidad a la rotura causa un micro-desgaste. Produce continuamente una estructura afilada, asegurando así una agresividad muy alta. Como aglutinante en todos sus productos, Klingspor utiliza resina sintética. Al igual que todos los tipos de grano abrasivo, es de fabricación sintética, de modo que el aglutinante y el grano abrasivo muestran siempre las mismas características.

Una práctica reserva: los juegos de Klingspor

Generalmente, los productos abrasivos de Klingspor se pueden pedir individualmente, en tamaños de envase fijos o en la cantidad deseada. Pero el surtido de Klingspor también comprende prácticos juegos, por ejemplo, el juego SFK 655 con bloques manuales en diferentes granulometrías. Estos permiten mecanizar metal, madera, plástico y muchos otros materiales. Los juegos de Klingspor también son interesantes para aficionados que trabajan a menudo en diferentes ámbitos, desde la reparación de automóviles hasta la construcción de muebles.